Muebles y lavabos y WC

Lavabos

El mejor lavabo es aquel que cuando lo usa, no se hace notar. Es amplio y no limita sus movimientos, tiene suficiente espacio en la repisa para el jabón y los cepillos de dientes. Gracias a su material, el lavabo resiste un uso intensivo, es fácil de limpiar y, por último, pero no menos importante, forma parte de un conjunto estético con el armario, en donde puede guardar todo lo necesario.

Además de los clásicos lavabos de 60, 70 o 80 cm, ofrecemos lavabos dobles (lavabo doble Chrome, lavabo doble Classic) o, por el contrario, lavabos mini (lavabo Classic Mini o lavabo Classic Mini II), que caben, por ejemplo, en un cuarto de aseo.

Los lavabos RAVAK hacen juego con los conceptos para baño que ofrecemos, y algunos de ellos han sido desarrolados por los diseñadores de para que puedan ser instalados, por ejemplo, sobre una bañera (lavabo Avocado, lavabo BeHappy), pero también pueden ser usados por separado, con un armario correspondiente.

Los lavabos están hechos de un material compuesto a base de dolomita molida (llamado mármol fundido) o de cerámica. La ventaja de los lavabos de mármol fundido son sus bordes perfectamente limpios y las repisas rectas. La cerámica ofrece una amplia gama de beneficios que van desde su firmeza, durabilidad y fácil mantenimiento, hasta sus bellas y simples líneas que favorecen a cualquier cuarto de baño.