Grifería

Grifos empotrados 10°

Los grifos empotrados 10° están disponibles para bañeras y duchas, en variantes con y sin inversor, dependiendo de las condiciones del cuarto de baño. El inversor se utiliza para redirigir el chorro de agua hacia la ducha o hacia el caño. En la mampara de ducha sirve para cambiar entre el rociador y la ducha de mano.

Gracias a la inclinación de 10 grados hacia la mano del lugar en la pared donde se ubica el grifo, el manejo de la palanca es cómodo a la hora de bañarse.

Para facilitar el montaje, ofrecemos el sistema universal de instalación R-box para los grifos empotrados 10º. A diferencia de los grifos empotrados clásicos, la instalación del R-box resulta muy sencilla y, además, permite cambiar el elemento taponador más fácilmente. Se trata de una pieza, fabricada de plástico, que permite purgar la instalación sin tener que desconectar el suministro de agua.